viernes, 14 de noviembre de 2008

Tocado y hundido

Esto que sigue es el post que ha estado hibernando una temporada. Finalmente he decidido seguir adelante con el blog, y asumir las consecuencias, para bien y para mal, que tampoco voy a seguir la táctica del avestruz.

Lo escribí el 10 de octubre, ya llevo un par de semanas de vuelta en España. Empezando de cero, otra vez. Otra vez.


Yo pensaba que las cosas no podían irme peor, iluso de mí. Las cosas siempre pueden empeorar, y ya debería de irme enterando de eso.

A todo lo ya contado aquí en entradas anteriores, ahora se suma el hecho de mi ruptura con
mi mujer. Por un mínimo sentido de corrección, no voy a dar ni un solo detalle de las circunstancias de la misma; sólo decir que la situación ya había llegado a límites difícilmente superables. Eso supone que tengo que hacer las maletas y volver a casa, no hay otra salida posible en las circunstancias actuales. Me he quedado sin recursos por causas que no vienen al caso, pero sobre las que también di detalles en otra entrada. En otro caso, si me hubiese conseguido radicar aquí, si el proyecto hubiese funcionado, me quedaría, obviamente.


Sólo yo sé lo que he luchado por intentar reconducir la relación, por pulir los detalles que habían hecho que la misma degenerase en lo que hoy es, pero me he estrellado una y otra vez, y ahora, después de una primera fase de negación, de no querer aceptar la realidad que tenía ante mí, acepto con resignación que se acabó. Hay que saber perder con clase.

Sólo me queda resolver unos asuntos burocráticos para cuando vuelva de visita entrar con la residencia permanente. Porque volveré de visita. Dejo aquí a mi hija de veintiún meses, y eso ya me cuesta mucho más aceptarlo. Separarme de ella ahora me rompe el alma, sólo pensarlo hace que sienta cómo algo me aprieta el pecho y me impide respirar con normalidad. Es mucha la impotencia y la rabia que se sienten cuando irremisiblemente te ves abocado a verte despojado de la presencia diaria de lo que es una de tus razones de vivir.

Hasta enero de 2010 no puedo reincorporarme a mi puesto de trabajo, del que estoy de excedencia, así que durante este año y pico voy a tener que agarrarme a un clavo ardiendo y buscar trabajo de lo que sea, que los intereses por los número rojos me comen por los pies. Mala suerte hasta para eso, buscar un hueco en el mercado laboral en una época con tasas de paro como no había desde hace mucho tiempo. Tengo que intentar hace gala de una moral de hierro y mentalidad positiva, no dejarme vencer por los elementos, y salir a flote a pesar de todo. Ayuda por parte de mi familia sé que no me va a faltar, y eso ya es mucho terreno ganado.

Intentaré actualizar cuando pueda, pero supongo que no me va a quedar otra que tener el blog un poco abandonado, a mi pesar. Espero poder contar alguna alegría pronto.

26 comentarios:

MoHiKaNa dijo...

No sabes como lo lamento. La verdad que las palabras pueden ser bonitas y alentadoras al leerlas pero uno nunca sabe como lo sufre esa persona. Sólo decirte que la vida pone las cosas en su sitio, no siempre tan pronto como uno quisiera pero lo acaba poniendo.

Ánimos y abrazos.

Biquiños

El Renegao dijo...

A pesar de que duela un poco, por favor, leelo hasta el final.

Uno sufre la consecuencia de sus propias acciones. Nada es o fue casual.
Y te lo digo por experiencia propia, nadie de las personas que conozco se hacen cargo de sus errores, todos culpan a la situación o al otro.
Hay que buscar el equilibrio entre lo que podemos y lo que no podemos tolerar.

Yo viví situaciones de trastorno de la personalidad con reacciones violentas (nunca golpee a nadie, valga la aclaración) después de una depresión prolongada, seis años de psiquiatras, psicólogas, y todos los colores de pastillas que te puedas imaginar, además de deudas cada vez mayores, mi falta de trabajo y mi falta de voluntad para buscarlo, mi indiferencia hacia mi mujer y mis chicos, los desprecios y frases hirientes y como si esto fuera poco, ELLA MANTENIENDO A LA FAMILIA, situaciones que en otros casos hubiese llevado a una separación plenamente justificada.

Pero no, no nos separamos, es más, llevamos trece años de casados y estamos más juntos que antes.

No creo que muchas mujeres hubiesen aguantado tanta presión y tanto dolor en su alma.
Y aparte, ver el sufrimiento de los hijos, hace que uno recupere la cordura a la fuerza, hasta por obligación.
El tema es tener los huevos bien puestos para seguir CON LA MISMA FAMILIA después de estas situaciones, y yo los tuve, aunque ud. no lo crea.

Trata que no se repita lo que te paso con tu hijo, que si no entendí mal esta en España y casi no lo ves.

Por eso y a pesar que este comentario parece una reprimenda, lo que te quiero decir, es que a pesar de todo, a veces conviene hacer el camino que parece mas difícil, y no lamentarlo después con el tiempo.

Lamentablemente los mas lastimados son los niños.

SAludos

Bugman dijo...

Fuerza, Pepe, esto también pasará.

La aspirante dijo...

Uff... la verdad es que no sé qué decirte. Lo único que conozco de ti es lo que escribes en tu blog, o cuando comentas en el mío, pero el caso es que ya te tengo como a un amigo, y aunque parezca imposible, me duele en mi propia piel lo que te pasa. Ya me dolió lo del ballet, me dolió que no pudedas ver a tu hijo tanto como te gustaría, pero esto ya... me mata.

Sólo quiero darte ánimos para seguir adelante, luchar por lo que te mereces: un buen puesto de trabajo (o malo, dadas las circunstancias económicas mundiales), ver a tu familia (tanto a tu hijo en España como a tu hija en Brasil) y ser feliz. Espero que pronto empiece a solucionarse algo.

Un abrazo muy fuerte.

Corpi dijo...

Cagondiós Pepe. Vas a batir el récord mundial de la mala suerte. Pero por lo que leo cuando escribes tú eres un tío con la cabeza bien puesta y un par de cojones para liarse con lo que se ponga por delante, pues no es nada fácil dejar todo lo que se tiene aquí y marcharse a Brasil, nada más... y nada menos. Has demostrado que vales mucho, y tos dos hijos seguro que lo saben reconocer. Si tu mujer no te quiere, que se joda, ella se lo pierde. Y de que estás hundido nada de nada, como mucho un poco escorado. ¿Pero eso ya lo pasaste y supiste enderezar el barco, no? pues ahora igual, y con más experiencia.
Tú adelante, vente para España que la cosa está muy mal y aquí necesitamos gente emprendedora y valiente como tú para sacar esto adelante.
Te deseo lo mejor amigo, y ya que te mojas tanto, al menos cuéntanos mentiras y no abandones el blog porque somos unos cuantos los que te queremos y estamos dispuestos a animarte lo que haga falta.
Un abrazo, valiente.

(A ver si consigo publicar esto, que llevo dos días intentándolo)

Anónimo dijo...

comprate una bicicleta de una puta vez y veras como te cambia la vida........."aunque sea a plazos de momento"

Pepe dijo...

Mohikana:
Eso espero, que la racha termine pronto.
Gracias, un besote.

Renegao:
Todo lo que tenía que comentarte ya lo he hecho por email.
Un gran abrazo.

Bugman:
Esto también, sin duda.
Un abrazo.

Aspirante:
Desde luego que somos amigos, ten la seguridad. Nada, hija, la vida que te va poniendo a prueba constantemente.
Muchas gracias, y un besote.

Corpi:
Irradias vitalismo por los cuatro costados, gente como tú sí que hace falta, positivo y con sentido común.
Me has animado mucho, de verdad, y te lo agradezco enormemente.
Un abrazo.

¿Anónimo?
Jajajaja. Al final voy a tener que darte la razón, joer, es que a veces no sé escuchar.
Otra vez gracias por todo, nunca lo olvidaré.
Un abrazo.

camil dijo...

bueno, para camiaresa racha te dejo el link de una buena muestra audioviosual para niños, es de qualid.es

pepita

en un mundo cambiante tu suerte dara un giro

Pepe dijo...

camil:
Bonito vídeo, gracias por compartirlo y por los ánimos.
Saludos.

dijo...

Bueno Pepe, no te conozco más q por las visitas que de vez en cuando te hago, en la vida a todos nos toca pasar momentos duros. Ánimo y a luchar!

Jota dijo...

Mucho ánimo, Pepe. Espero que la cosa cambia para mejor aquí en España. Ojalá no dejaras de escribir, para seguir sabiendo de tí.

PD: Qué pasada los niños tocando la de Iron Maiden, los ví aquí en tu blog....

Un abrazo.

Pepe dijo...

bñ:
Muchas gracias por la visita y el comentario, de corazón.
Un abrazo.

Alfie dijo...

Lo siento tío, yo en mi linea de andar perdido por el ciberespacio siempre me entero tarde de las noticias.
Siento lo de tu ruptura, la vida es una autentica putada y las relaciones de pareja muy difíciles.En estos caso no encuentro palabras de consuelo o apoyo.
Un amigo esta pasando por una situación parecida (pero sin hijos y en su misma ciudad) y se lo hecho polvo que se queda uno.
Espero que levantes cabeza y sigas adelante, no ya con tu blog, sino con tu vida.
Un fuerte abrazo

Pepe dijo...

Alfie:
Ya lo tengo asumido, no hay problema, pero mil gracias por el apoyo.
Genial tu entrada sobre AC DC, como siempre.
Un abrazo.

Pepe dijo...

Jota:
Así es, una de tantas pruebas que te pone la vida, pero p'alante, sin problemas.
Gracias y un abrazo.

Félix dijo...

Todos sentimos cómo han cambiado tus circunstancias personales, pero creo que el que estés de nuevo aquí es un buen síntoma.

Un abrazo.

Pepe dijo...

Félix:
Es que no tenía alternativa, o me iba debajo de un puente, o venirme para aquí. De todas formas, entiendo lo que me quieres decir, y sí, me encuentro mucho mejor anímicamente. Necesitaba sentir apoyo y respaldo por parte de mi gente, y lo estoy recibiendo a espuertas. Así todo es mucho más fácil.
Un abrazo.

ninfasecreta dijo...

Consternada, estoy consternada...

Querido Pepe, hacía mucho que no pasaba por aquí porque no actualizabas y pensé que lo habías semicerrado. No podía ni imaginar lo que ha pasado, sigo sin poder hacerlo...

No sé si tienes mi correo o mi teléfono. Estoy aquí para lo que necesites. Recuerda que, después de todo, aquí tb tienes un hijo (ya sabes lo qeu opiné de que le dejases atrás...) que te necesita ahora muchísimo más que el bebé, aunque resulte menos atractivo.

No puedo decirte frases manidas, las odio y me las dicen mucho. Sólo que estoy contigo con el corazón y que espero poder hablar contigo.

Un beso enorme

Raphaël de Valentin dijo...

Un abrazo fuerte en estos momentos que no resultan fáciles, Pepe. Tienes razón, parece que el pecho se encoge y la respiración cuesta; es tanto lo que uno guarda dentro...

Yo también huyo de las frases fáciles, solamente el tiempo te hará ver tu situación con otra perspectiva, quizá no tan mala como ahora esperas. Yo, sinceramente, te veo más fuerte de lo que crees y ni el paro ni la distancia van a poder contigo.

Eso es lo que veo, y disculpa que así te lo diga.

De nuevo, un abrazo.

Pepe dijo...

Ninfa querida:
Cualquier día de estos coincidimos por el msn, seguro, y si no, te escribo y te cuento. Eres un sol.
Un beso.

Raphaël:
Mil gracias por el apoyo. No, los elementos me han vencido la batalla, pero sigo adelante dispuesto a todo. Tropezones nos los pegamos todos, y no es que me quiera consolar con lo de "mal de muchos...", ni mucho menos.
Un abrazo.

Patri dijo...

Lo siento, cariño, lo siento en el alma, y lamento muchísimo enterarme tan tarde de todo. Ya sabes dónde estoy para lo que quieras, de verdad. Ánimo, ya verás com saldrás adelante, te lo dice una que poco a poco también va dando pasos.

Besotes cariño

Pepe dijo...

Patri:
Sólo faltaba eso, mujer, que te disculpases. No te preocupes, que sé que lo haces, que de todo se sale, y esta no va a ser menos.
A ver si nos vemos en el msn.
Un besote, preciosa.

ojosmiel dijo...

Uf...no tengo palabras...me he quedado petrificada al leer esta entrada...los comienzos de cero siempre fueron duros, en mayor o menor grado, pero es en momentos así cuando no tienes que hundirte (q fácil es decir "tener que", lo sé...), y es en estos momnts cuando puedes pensar en lo fuerte q eres de querer seguir adelante y luchar por ti y por lo que te importa. Mucho ánimo desde aquí, espero leerte pronto, con buenas noticias o con las que sea. Un abrazo fuerte

Pepe dijo...

ojosmiel:
Ya estamos caminado de nuevo, como ya he comentado antes, he dejado de lamerme las heridas y he vuelto a coger el toro por los cuernos.
Mil gracias por pasarte y por tus palabras, guapa.
Un besote.

Joelma dijo...

Hola
Me parece insólito como mínimo verte como vítima y ser puesta como la mala de toda la situación. Tu sabrás, te considero mayorcito para éstas tonterías...

Pepe dijo...

Sólo he contado cómo me siento, Joe. Ni me hago la víctima ni busco culpables, y mucho menos te he puesto de mala de nada. Y si no vuelve a leer, a veces la pasión nos hace interpretar de forma equivocada.