sábado, 23 de febrero de 2008

Adaptándome

Ayer mismo estrenamos la conexión a internet en casa. Es increíble lo mal que funcionan aquí los servicios en general, yo que pensaba que en España es difícil dar con alguien formal. No voy a entrar en detalles, pero sólo diré que tenemos la conexión porque mi cuñado vio casualmente a un técnico trabajando por la urbanización, y gracias a una propina para una cerveza, en cuestión de un par de horas ya teníamos el ADSL en marcha, que si hubiésemos tenido que esperar por la vía ordinaria, quizá ya habría otro sistema de comunicación, qué se yo, sideral o algo así.

El caso es que poco a poco vamos poniendo las cosas en orden, menos mal que los servicios particulares funcionan infinitamente mejor, para la suerte de Joelma y su puesta en marcha de la empresa -muebles de oficina, márketing, infraestructura tecnológica, etc.-.

El servicio está fatal. Ayer se despidieron las dos empleadas que teníamos internas (antes de que las despidiésemos nosotros). Eran dos porque mis suegros y cuñados con sus tres hijos se han venido a nuestra casa, que por suerte es muy grande, para ahorrar. Dividimos los gastos y salimos todos ganando. Se despidieron porque al parecer se les exigía demasiado, según ellas, cuando desde un principio se les dijo que ellas mandaban en lo relativo al mantenimiento de la casa y la cocina, siempre que se organizaran, atendiendo al mismo tiempo a las peques de la casa, mi hija y su prima, que tiene dos años. Pues les supo mal que les dijéramos que en uno de los baños había telarañas detrás del retrete. Y encima se ponen a la defensiva, arguyendo excusas que no hay quien las sostenga. Peor para ellas, que saben cómo se las gastan en general por aquí los patrones, ellas que eran dos más de la casa, que tenían absoluta libertad para hacer y deshacer. Y lo dejo que no vale la pena.

Fui a inscribirme como contribuyente y obtener un provisional de lo que se considera la biblia de los documentos, más que el carnet de identidad o documento análogo de extranjero: el sagrado CPF -Cadastro de Pessoa Física-, con el que uno puede contratar, abrir cuentas en bancos, incluso comprar una tarjeta prepago para el móvil - lo cual es mejor que en España, donde no hay ningún tipo de control sobre las tarjetas prepago, de momento, que me consta que eso va a cambiar-, y gestionar el resto de documentos que necesito. Joelma estaba empeñada en acompañarme, pero quise hacerlo solo, por una cuestión de orgullo, ya que ella me decía que iba a tener dificultades por el idioma y por encontrar el sitio y demás, pero aparte de pasarme de parada de autobús una vez, todo fue rodado. Cuando llegué a casa y recité de memoria mi número de CPF, nadie se lo creía.

Próximamente más aventuras y desventuras. De momento sólo añadir que lo que más estoy echando en falta aparte de los míos, es la tortilla de patatas y un buen potaje de garbanzos, a pesar del calor que estamos pasando.

19 comentarios:

Patri dijo...

Ya verás como las cosas siguen saliendo sobre ruedas, y más a ti que te lo merecesssssss.

Besotes cariñooooooo

Pepe dijo...

No me lo puedo creer, aunque no debería, conociéndote. ¡Ya has dejado un comentario! Eres increíble.
Gracias por estar ahí. Un beso muy fuerte, tesoro.

Cati Serra dijo...

Hola Pepe y familia, soy tu "prima" (que pase lo que pase lo seré toda tu vida por que me gusta el titulo familiar, jejeje).
Me alegro de que las cosas te vayan bien, y ya veras como poco apoco se te va arreglando todo y seras un brasileiro mas.
Aunque tuve oportunidad de decirtelo, te lo digo ahora, TE ADMIRO, tienes mucho valor y coraje, yo siempre he pensado en cambiar de aires y siempre me he puesto 50000 excusas para no hacerlo, y en el fondo no es mas que miedo y pereza.
Adelante muchacho, que tienes una familia preciosa(pero que bonita está la niña, no me extraña nada que ganara, si es q tiene unos genes...) y tu vales mucho. De verdad que estoy muy contenta de verte feliz.
Ah! y ya tengo casa en Brasil, jejeje, que como mi maridoes de Uruguay y está al lao, cual quier viaje de estos damos el salto y os visitamos.
Muchos bssssss y seguimos en contacto, ¡¡Que maravilloso es internet!!!! Cioa. cati

ojosmiel dijo...

Claro q aun hay abrazo para ti:)

No sabes q alegria da ver q te van las cosas tan bien, la verdad es q supongo q tuvo q ser duro dar ese paso tan importante,pero seguro q no te arrepientes ni te arrepentiras! q envidia me das...yo tb kerria cambiar asi de aires,pero me falta valentia...

un abrazo enorme y un besote, sigue asi de feliz:D

Pepe dijo...

Cati:
Prima, gracias por la visita. Te contestaré por mail.

Ojosmiel:
No tiene tanto mérito. Hay mucho que ganar y poco que perder. En cuanto a lo de arrepentirse, creo que sólo hay que arrepentirse de lo que no se hecho, nunca de lo que se ha hecho.
Un besote.

oscar dijo...

Bien, ya va aclarando.

José Manuel dijo...

Nos teneis en vilo a los amiguetes...Un abrazo muy fuerte...
Por cierto...Ya va quedando menos para el mes de enero en que Eliana se jubila en la CEF e iremos a Brasil. Mi intención es estar un par de meses en Salvador

Pepe dijo...

Óscar:
Pues así es, aunque lo cierto es que nunca estuvo nublado del todo, afortunadamente.

José Manuel:
Eso será fenomenal. En cualquier caso espero que nos veamos antes, que falta poco, pero un año es un año.
Un abrazo.

Félix dijo...

Brasil más tortilla de patatas. Una ecuación de ensueño.

Seguro que eres más feliz que nunca.

Saludos (y un abrazo transatlántico).

Pepe dijo...

Félix:
Cualquier día de estos me ligo a mi mujer para que haga una, que le salen estupendas, y la felicidad estará más cerca de ser completa.
Recibido el abrazo, maestro.

Alfie dijo...

Si es por la tortilla te mando una por internet, o un cocido madrileño (yo barro para mi tierra jejejejeje)
Si ya lo decía Jose Luis Lopez Vazquez, Como esta el servicio!!, en fin hay gente vaga en todas partes...
Lo que me deja alucinado es que tengas que andar sobornando/dando propinas a la gente para que hagan las cosas bien, pero bueno, mientras las hagan y te ahorren quebraderos de cabeza....
Un saludo desde "Los Madriles"

Pepe dijo...

Alfie;
Calla, calla, que se me hace la boca agua, joío.
Lo de las propinas es verdaderamente sorprendente, se lo toman como algo completamente natural, pero como dices, al menos sirven de algo.
Un abrazo y gracias por la visita.

Ninfasecreta dijo...

Y echarás más de menos el jamón serranoooo!!

Di que sí, tú solito. (Hay que ver lo importante que se siente uno cuando se las apaña sin ayuda en tierra extraña...)

Besos

Nosotras mismas dijo...

Con permiso, me llevo tu post para leerlo más tarde. Ahora, las obligaciones, me hacen posponer los buenos momentos.

Un abrazo

Pepe dijo...

Ninfa:
¡Tenemos un jamón buenísimo en casa! Ventajas de la globalización. Eso sí, me las tengo que apañar con un cuchillo normal de cocina. El jamonero nos lo trajimos de España, pero nos dejamos el cuchillo. Qué gracia cuando los que aquí no lo conocen primero lo miran con reservas -casi asco- y luego te piden que cortes más.

Nosotrasmismas:
No faltaba más. Gracias por la visita.

Angie dijo...

bueno, lo de la tortilla de patatas tiene arreglo, sabrás hacer una, no? jejeje... si no es así, has estado "torpe" le tenías que haber dicho a tu gente que te enseñaran a hacerla antes de irte para allá, chiquillo...

Pepe dijo...

Angie:
Todavía me tengo que ligar a mi mujer para que me haga una (tortilla), que, aunque brasileña, aprendió bastante bien en España.
Besos.

fire dijo...

que conste que comento totalmente coaccionada por la amenaza de asesinar al gato....que si noooooo¡¡
:-P
jajjaja....es broma...
queria decirte que te sigo..que voy leyendo tus peripecias en tu nueva vida.....y que te mando un abrazo para ti y tu bella familia...

Pepe dijo...

fire:
Lo del gato va en serio. De hecho el de la foto es que hace es número diecisiete.

Gracias por el apoyo, guapísima.