jueves, 13 de diciembre de 2007

Escala de valores

"En el fondo son las relaciones con las personas lo que da sentido a la vida".

Wilhelm von Humboldt
, erudito alemán ( 1767-1835).


Me pongo a mirar el desarrollo de los últimos acontecimientos a vista de pájaro, y me doy cuenta de cómo los avatares de la vida le ponen en claro a cada uno su escala de valores, sus prioridades, qué es lo que de verdad vale la pena en este mundo.

A pocas semanas de iniciar una nueva vida en otro país estoy deseando vender mi flamante coche comprado este mismo año, el piso del que estamos a punto de recibir las llaves no es más que un montón de ladrillos puestos uno encima de otro, de golpe mi chaquetón de piel me resulta inútil -nos vamos al trópico-... Son sólo eso, cosas. Es algo que ya tenía más o menos claro, sobre todo después de algunas experiencias desagradables como la pérdida de mi padre a muy temprana edad, o mi divorcio, a causa del cual me vi en la calle con una mano delante y otra detrás. Pero cada vez lo veo más claro.

Me quedo con las relaciones, con las personas, con el calor humano, con todo eso con lo que jamás podrá competir el más valioso de los bienes materiales.

Y me estoy reafirmando en ello ahora que la gente de mi entorno se está enterando de mis proyectos. No hay sensación más reconfortante que comprobar que la gente que te quiere bien te desea de corazón toda la suerte del mundo en la aventura. Y te das cuenta de que te lo dicen sinceramente, y que se alegran de que tengas la oportunidad de prosperar aunque sea a ocho mil kilómetros de casa.

Naturalmente estáis incluidos todos los que en los últimos meses formáis parte de mi vida cotidiana. Ya os considero parte de mi día a día. Gracias por estar ahí y por la enorme cantidad de comentarios de ánimo en mis últimos posts.

21 comentarios:

ojosmiel dijo...

Que buena entrada!de las q hacen pensar..ademas,dicen q la vida puede cambiar en un simple segundo, y es muy cierto..por eso el abrigo q tanto te gusta no tendra tanta utilidad alli,pero cuando lo fuiste a comprar no pensaste en q esto pasaria,pensaste en tu presente.
quizás lo q cambian no sean los valores..sino loq cambian sean las necesidades..aunq los valores,cuando tu llegues allí,se te ampliarán,porq tendras q tener una mente mas abierta, abrirte a una cultura nueva, "empaparte" de ella,hacerte aun mas persona y crecer como tal, conociendo nuevos sitios,nuevas costumbres...es muy bonito en realidad todo esto...espero de verdad q tengas mucha suerte por alli, q os salga bien el comienzo de vuestra nueva vida juntos y sobre todo q seais felices:)
un abrazo y todo mi animo desd aqui

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

A mí me pasa que cuando te leo, me contagiás el entusiasmo! No veo la hora de que lleguen a Brasil y nos cuentes cómo van las cosas estando allí. Más vale que no desaparezcas de la blogósfera o te hacemos buscar por la Interpol!!

Alternant dijo...

Te ha quedad un post muy filosófico. Lástima que hoy no sea para mí un buen día para reflexionar... xD
Gracias a tí por continuar con tu blog. Un saludo y feliz Navidad.

Pepe dijo...

Ojosmiel:
Estoy seguro de que cuando lleve una temporada allí, me reafirmaré más aún si cabe en mi escala de valores. Es emocionante ver cómo la gente de allí, la gran mayoría, que tiene lo justo para vivir, son inmensamente más felices que en los países con una renta per cápita mucho mayor.

Clara y Pepe:
Seguiré al pie del cañón, contando nuevas aventuras y desventuras. Gracias por estar ahí.

Alternant:
Es verdad, después de escrito parece que estaba filosofando, pero no era mi intención, sólo expresaba lo que sentía en ese momento... Inquietudes, en fin.
Un abrazo.

Corpi dijo...

Pues claro que sí faltaba más. Son extrañas estas amistades por internet, pero no son ni más ni menos que eso, amistades, casi nada. Suerte.

Pepe dijo...

Corpi:
Desde luego, a mí así me lo parece.
Un abrazo y gracias.

Fujur dijo...

U brazil... tu sabes muxo do carnaval ;-)

Suerte!

Pepe dijo...

Bueno, del de Salvador algo sé. No sale tanto en la tele como el de Río, pero es más divertido porque participa todo el mundo en la calle, de hecho es la fiesta popular más grande del planeta.
Un abrazo.

Alfie dijo...

Si de algo sirve darte ánimos en tu aventura y saber que seguimos aquí pues adelante.
Un saludo

Pepe dijo...

Alfie:
Pues muchas gracias, da gusto leer tantos mensajes de ánimo, como ya dije antes.
Un abrazo.

ojosmiel dijo...

sobre loq me comentaste en mi espacio,decirte q si,es cierto,uno se queda muxo mejor,pero...a veces pienso q a la persona con la q hablo no le interesara seguramnt loq le este contando..q tendra muxisimas cosas mas importantes q hacer etc..entonces,me callo mas.

un abrazo grande,y gracias

Gon dijo...

Uff.. ya no te queda nada para lanzarse a la aventura!!!

Mucho ánimo y felices fiestas!!

Pepe dijo...

Gon:
Ná, un suspiro. Y todavía no me hago a la idea (como no espabile...)

En lo más alto dijo...

Las relaciones tienen ese don intangible: permanecen para bien o para mal aunque cambie el resto del mundo, los escenarios, las actitudes, la felicidad. Permanecen.

Pero incluso las malas son bagaje que ayuda a vivir. ¿Y qué te voy a decir de lo vivido con los seres queridos? En el fondo, te envidio por poder empezar (más o menos) de cero.

Suerte y conéctate al blog allá donde vayas.

Pepe dijo...

En lo más alto:
No he podido acceder a tu blog porque tu perfil no es público, pero me encantaría conocerlo porque lo que dices en tu comentario no tiene desperdicio.
Preciosas palabras, muchas gracias.

Gambutrol dijo...

Bueno... yo no hace mucho que te leo, pero intento colaborar en la cusa... jejeje.

Así que sólo me queda repetirte: ¡¡¡que tengas toda la suerte del mundo!!!

Pepe dijo...

Gambu:
Supongo que sabes lo que es para el ego de uno que te comenten...
Pero si encima son palabras de ánimo que ves que son sinceras, pues ya es la leche.
Muchas gracias y un abrazo.

dijo...

Mucha suerte pepe en tu nueva vida en otro país, y muchas gracias por tu ayuda en el voto.
Suerte y saludos!

Garfio dijo...

Verá usted, a mi edad, digamos que suficiente, pero no demasiada, he aprendido que cambiar el mundo es imposible para la mayoría de los mortales, y desde luego, para mi. Ahora bien, contribuir a que la gente que me rodea se sienta algo mejor o sea un poco más feliz es algo que, además de asequible, es altamente satisfactorio. En su caso, la distancia nos separa, pero la tecnología nos acerca y si mi modesta contribución no puede ser más que unas palabras de aliento y los mejores deseos de buena suerte, pues ahí quedan enviados de todo corazón. Espero que nos pueda contar pronto, desde su nuevo destino, todas las novedades y sus impresiones. Saludos y suerte.

Pepe dijo...

bñ:
Gracias a ti por pasarte por aquí, y por los ánimos.
Te comento poco pero no me pierdo ninguno de tus posts.
Haces un gran trabajo, enhorabuena.
Un saludo.

Pepe dijo...

Garfio:
No puedo más que decir que gracias de todo corazón.
Un abrazo.